Recent

LA AUSENCIA DE LOS VALORES EN LA FAMILIA


Realmente este es un tema que me preocupa mucho.La familia está en crisis? Si el modelo familiar ha fallado hay que buscar el origen del problema en los valores y actitudes de los miembros en la familia. El amor y el respeto se han convertido en dos valores pilares que le da sostenibilidad y fuerza a la vida matrimonial y familiar. En el libro del Dr. Emerson Eggerichs "Amor y Respeto" plantea un enfoque a la familia de hoy para que esta institución pueda funcionar adecuadamente, sugiere amor y respeto como valores básicos de la convivencia en el seno familiar.Es tan triste que da risa: los valores tradicionales se han vuelto solo temas de películas. ¿A cuantas personas conoces que rijan sus vidas por cosas como compasión – honor – coraje moral – responsabilidad- libertad – humildad – obediencia – armonía – generosidad – justicia – paz – tolerancia – honestidad – lealtad – respeto – confianza, etc.? Son raros ¿verdad?.Pero tú y yo sabemos que los valores son los que forman la familia. En realidad, sin valores no hay familia. Examina tu mismo núcleo familiar y verás que lo que le da belleza (o lo que lo vuelve un infierno) es la presencia o la ausencia de tales valores.Piénsalo: Los valores determinan quien eres. Más que simple información sobre si algo es bueno o malo son creencias profundas que nos permiten discernir la vida, aprendidos regularmente en el hogar desde que éramos pequeños. Los valores verdaderos toma tiempo asumirlos y toma mucho tiempo perderlos. Es por eso que Salomón dijo en Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”.Creo que los adultos pasamos esta sencilla pero evidente verdad por alto. Creemos ahora que con educar académicamente a los niños estamos “formándolos”. ¡Qué falso! Sin menospreciar para nada la educación académica te digo que la formación genuina de un niño está en la enseñanza y el modelaje de los valores por parte de los adultos a su alrededor. ¡Qué acertada era la educación de los hijos en el Antiguo Testamento! El énfasis estaba en la relación con los adultos, no sólo en el contenido de lo que aprendían. En la comunicación de valores los padres –por supuesto- llevan la parte principal… pero los niños aprenden de todos los adultos que están en su entorno: abuelos, tíos, pastores, maestros, amigos de la familia… incluso vecinos y miembro de la iglesia. Si el niño aprende que ser cortés es un valor… será cortés el resto de la vida. Si ve que lo que “vale” en su ambiente es la patanería… al crecer será un patán con su esposa, su jefe, sus clientes y con quien sea. Lo mismo pasa con la lealtad, o la generosidad… o la integridad. Cuando en una familia “los valores no tienen valor”… sus integrantes tampoco lo tendrán… y la familia pasará a engrosar la lista de hogares disfuncionales que son tan comunes hoy en día .Te animo grandemente a que revises conscientemente los valores que estás comunicando a los que te rodean. Especialmente si tu estilo de vida es “demasiado rápido” te pido que hagas un alto y veas si eres tú (o es la TV, o es otro adulto) el que está enseñando sus valores a los pequeños en tu casa. Recuérdalo: sin valores no hay familia.La familia es el hábitat natural para la apropiación de los valores. Hacer esta afirmación tan rotunda puede parecer que atribuimos un poder taumatúrgico a la institución familiar, un carácter casi sagrado.Los valores morales perfeccionan al hombre en lo más íntimo, haciéndolo más humano, con mayor calidad como persona.Estos surgen en el individuo por influjo de la familia como por ejemplo: el respeto, la tolerancia, la honestidad, la lealtad, laboriosidad y la responsabilidad.Para que se dé esta transmisión de valores es de vital importancia la calidad de las relaciones con las personas significativas en su vida, padres, hermanos, parientes y posteriormente amigos y maestros. Es indispensable el modelo y ejemplo que todos muestren al niño.Una comunicación adecuada entre los miembros de la familia contribuye a que cuando el pequeño alcanza la edad escolar se sienta partícipe en la toma de decisiones sobre los asuntos del hogar.De este modo la familia contribuye en gran medida a formar personas valiosas con valores morales que ayudarán a insertarnos eficaz y fecundamente en la vida social.

Por: Yuliza Ruiz
Share on Google Plus

About Gilbert

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. Gracias Gilbert, muy acertada tu apreciación, solo le agregaría que la TV, las nuevas tecnologías de comunicación y las redes sociales, son factores determinantes que repercuten en la pérdida de valores éticos y morales, que padres y maestros se empeñan en transmitir a niños y adolescentes

    ResponderEliminar
  2. La pérdida de valores ha debilitado el papel de la familia.
    Determinados personajes políticos buscan el adocenamiento de las masas para manipular y perpetuarse en el poder para su beneficio y enriquecimiento personal. Nuestra sociedad actual se caracteriza por una ausencia de valores. La corrupción, la violencia, rechazo de la inmigración.
    Los responsables de esta perdida de valores, son los mismos que apoyan y financian la candidatura de Trump.

    La crisis de valores de los jóvenes dispara las alarmas.
    Consumo de alcohol y de drogas, agresiones sexuales, indisciplina y violencia escolar, abandono prematuro de las aulas, rechazo de la inmigración y rebeldía sin freno hacia los padres.

    ResponderEliminar

Dios te bendiga, para nosotros es muy importante y de mucho valor que dejes tu comentario

Seguidores